Ortesiología digital (siliconas a medida)

En nuestra clínica pondremos a tu disposición tratamientos correctores, paliativos o protectores con pequeñas prótesis de siliconas que según el grado de dureza de las mismas conseguiremos un efecto u otro según la patología que presente el paciente.

Se pueden utilizar, por ejemplo, para proteger una zona de roce e impedir que se forme un heloma (callo) entre los dedos, entre otras utilidades. De esta forma, en la mayoría de casos tiene fácil solución, sin tener que llegar a recurrir o practicar una cirugía.

Son muy cómodas de llevar y totalmente hipoalergénicas por lo que podremos usarlas en cualquier tipo de piel que presente el paciente.

Nuestras siliconas están totalmente garantizadas en cuanto a roturas, deformación o incomodidad al usarlas sustituyéndose por otra en caso necesario.

Soportes plantares (plantillas a medida)

El día que vengas a recoger tus plantillas debes traer varios tipos de calzado (dos o tres pares que uses habitualmente) para comprobar que se adaptan perfectamente. No deben utilizarse con zapatos de tacón o descalzos.

Después de realizar con nuestro sistema computerizado una completa exploración biomecánica y estudiar los resultados de la misma, a veces, es necesario realizar este tipo de tratamientos personalizados.

Para ello se toma un molde exacto del pie del paciente sobre el cual posteriormente se adaptará la ortesis. Las plantillas ayudan a soportar el pie, distribuyen uniformemente las presiones plantares, mejoran su funcionalidad, compensan deformidades y evitan compensaciones que pueden llegar a provocar patología.

Los materiales utilizados para la confección de las plantillas son de la mejor calidad. Todos nuestros tratamientos están garantizados, con el compromiso de repetición o ajuste del mismo, hasta la completa satisfacción del paciente.

Al empezar a utilizar el tratamiento durante las primeras semanas es normal que notes cambios a nivel muscular, sensaciones distintas, pero NUNCA debes notar dolor. En ese caso debes quitarte las plantillas y concertar una cita de revisión.

Cuando sea necesario renovar el calzado es imprescindible llevar las plantillas para comprobar que la capacidad del zapato es suficiente y evitar roces, compresiones. Deben comprarse a última hora del día o tras un tiempo caminando, ya que es cuando el pie se encuentra más dilatado; si nos aprieta no vale.