En la clínica podológica tratamos con especial esmero, todas aquellas patologías que aparecen en las personas de la tercera edad.

Nuestros "mayores" necesitan un mimo y cuidado especial.